El Negocio Internacional de la “reasignación irresponsable”

Comparti en tus redes

Por Constanza García Aguilar para Argentina en Red

Imagen Créditos urgente24.com/actualidad/ (31 de enero 2020)

¿Las vidas, importan?

En muchos lugares alrededor del mundo, especialmente en Occidente, está teniendo lugar, desde una seudo-progresía que disimula o “expone” “derechos adquiridos”, el ocultamiento de la manipulación geopolítica y del mercado y que, en esa habilitación que avala jurisprudencia aberrante, en nombre de esos “derechos adquiridos”, se banaliza el trasfondo de las necesidades humanas y su sufrimiento.

En este punto, a través de las ciencias médicas se ha buscado la “normalización” de los procesos disfóricos en la autopercepción de niños y niñas y la relación con su “reconocimiento” identitario”. Situaciones de peligro para las infancias son, por ejemplo, el no reconocer que durante aquel periodo vital no están capacitados en ninguna forma para decidir (de manera adulta y responsable) sobre si cambiar de manera permanente su cuerpo biológico con lo que esto conlleva. Sobre si es necesario “reasignar un género físico y psicológico”, decisión que sí podrían asumir objetivamente llegada la adultez. Por otra parte, desde la ignorancia más supina o la desidia más expresa, ciertos agentes de la medicina descartan la posibilidad de la ocurrencia de fantasías infantiles (por ejemplo, una nena querer ser “varoncito” porque quiere ser como “spiderman”, o un nene querer ser nena porque le gusta el patrón de belleza de Barbie, porque a su mamá o a su hermana les encanta, entre otras). Esta imposibilidad de permitir que les niñes sigan su derrotero humano hasta su pleno conocimiento, deseo y reconocimiento pleno de su condición sexoafectiva, se traduce en la “ampliación de posibilidades con etiquetado y cercenamiento de la vida en y de las posibilidades de vivir en plenitud” antes de que la persona pueda concebir en conciencia plena si desea cambiar su aspecto físico y “asignar el género sociocultural y político” con el cual se identifica. Incidir en las personas menores de edad o que aún no han madurado psicológica y biológicamente son la muestra más acabada de la caída ética, moral y vital de nuestras sociedades en el sentido más amplio.

https://chrysallis.org/ninos-transgenero/ Niño de 2 años de vida “transgénero” (19 de Julio de 2014)

¿Por qué decimos: “¡Con las infancias, no!” Porque son personas que aún no han desarrollado criterios propios sobre la vida y sobre su identidad. Porque la vida los va a llevar por todos sus caminos; porque la verdadera equidad e inclusión se basan en el respeto irrestricto de todxs y cada una de ellxs y su derecho a vivir. Cercenar la vida de lxs niñxs por la ansiedad de los adultos es el peor error.

A través de la irresponsabilidad de los media, del poder en Occidente y de ciertos agentes de la Medicina y los laboratorios, se han contrapuesto la veracidad de la biología vs. la deconstrucción cultural, como si fueran exactos opuestos. Creo que a partir de la Biología como ciencia y de otras ramas de la Medicina, sin olvidar los propósitos desconocidos para nuestras vidas, se pueden procesar las diferencias del alma y del deseo vital.

Entender que los procesos vitales y el tiempo (con todos los elementos y herramientas que hoy tenemos a disposición; por ejemplo, y a nivel mundial, el lenguaje inclusivo como herramienta política de inclusión, pertenencia y/o e identidad) afirman los índices de conciencia social y de conciencia de clase.

El lobby empresarial farmacéutico. Aproximación a la medicina LGTBIQBN+

Acá nos centraremos en el llamado lobby empresarial farmacéutico, que se asienta sobre la superestructura capitalista, la geopolítica económico-financiera y la arquitectura socio-económica a nivel mundial. Que decide los destinos individuales y de sus sociedades, ya que estos lobbies empresariales y de laboratorios y farmacéuticas operan como grupos de presión, que representan los intereses de esas industrias ante gobiernos, legisladores y organismos reguladores. Influyen, además, en la formulación de políticas y regulaciones (legislaciones nacionales e internacionales) de manera que afecten a la industria farmacéutica de forma favorable, siendo la resultante la de obtener regulaciones menos estrictas, incentivos fiscales o políticas que favorezcan la investigación y el desarrollo de medicamentos. Además, a través de la propaganda, los medios de comunicación, las redes, encuestas y la web manipulan a la opinión pública. También lo hacen en algunas escuelas y Universidades afines al pensamiento empresarial neoliberal e individualista.

Estos lobbies son poderosos y manejan cantidades enormes de recursos financieros, al tiempo que poseen también gran capacidad para movilizar a expertos y profesionales influyentes en el campo científico y médico. Las farmacéuticas suelen tener una presencia global, y se expanden a través de organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y acuerdos comerciales internacionales, entre otros.

Fragmento de «El jardín de las delicias», de Hyeronymus Bosh. Galería online. Museo del Prado

Esto nos lleva a otro de los aspectos de los lobby farmacéuticos, relacionado con la seriedad (o la posible irresponsabilidad) en relación con la Medicina LGTBIQBN+. En ésta, las personas profesionales están (y deben estarlo) capacitados para atender las necesidades médicas específicas de esta comunidad, con atención médica integral y culturalmente competente a personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales, intersexuales, queer y el resto de identidades y orientaciones incluidas en el +. Los principales puntos relativos a su atención se basan en la salud preventiva, la salud sexual, la atención hormonal para personas transgénero, y/o la preparación para la cirugía de “afirmación de género” o “reasignación de género”, entre otros. En cuanto a su salud mental, las personas LGTBIQBN+ afrontan a la largo de su vida estigmas, discriminación, el rechazo familiar y violencia basadas en la orientación sexual o identidad de género, aquéllo también conocido como lesbogaytransfobia. Por ello, los profesionales de la salud mental proporcionan evaluación, diagnóstico y tratamiento en relación con trastornos. Dentro de sus derechos como colectivo se les otorgó, como decisión de los Estados nacionales y de sus gobiernos (en Argentina, por ejemplo, anteriores a la asunción del presidente anarco- mercadista Javier Milei) terapia de apoyo y recursos para la comunidad, y acompañamiento en cuanto a la salud sexual y reproductiva.

Recordemos qué es y qué aspectos conforman a la idea de la perspectiva de género. Desde un enfoque analítico, implica el reconocimiento de que el género es una variable fundamental en la estructuración de las relaciones sociales y culturales y de las identidades individuales y experiencias humanas, reconociendo (y/o cuestionando) que las diferencias de género no son inherentes a la constitución biológica. De esta manera, la identidad de género viene a ser la resultante de procesos sociales, culturales e históricos.

“Nuevas” especialidades y ramas de la Medicina

Acá ponemos un punto. Es fundamental la información que expondremos en estas líneas. Sin afectaciones ni metáforas: ¿Qué es la medicina transgénero?

Uno de los portales médicos más importantes de Colombia1, aclara y expone, en cinco puntos, a qué refiere intrínsecamente la medicina transgénero, y cuáles son los riesgos al “transicionar”, aún sujetándose a los protocolos médicos y quirúrgicos que esto supone. Esta especialidad médica se encarga de atender las necesidades de salud de las personas trans con un enfoque adecuado a su género y sexualidad. La existencia de este tipo de Medicina no indica que las personas trans padezcan ningún tipo de patología, sino que se les debe garantizar una atención médica básica, integral y de acuerdo a las necesidades específicas relacionadas con su transición, razón por la que no solamente incluye a las terapias hormonales o quirúrgicas de afirmación de género, sino que incluye diversas disciplinas médicas, tales como la endocrinología, psicología, pediatría, dermatología, ginecología, andrología, entre otras. ¿En qué consisten estas disciplinas y qué problemáticas diferentes atienden?

1.- Endocrinología: en ésta se administra y monitoriza la Terapia de Sustitución Hormonal y el Bloqueo de la Pubertad. Es de suma importancia que las personas trans tengan una adecuada valoración y atención, ya que pueden existir comorbilidades antes y después del tratamiento que deben ser detectadas, seguidas y controladas de por vida. Algunas de las alteraciones frecuentes son: alteraciones del comportamiento alimentario, sobrepeso, falta de vitaminas, alteraciones tiroideas, problemas de salud mental secundarios, alteraciones lipídicas y de coagulación, estados de resistencia a la insulina, elevación del riesgo cardiovascular; así como problemas a largo plazo como el cáncer y la Osteoporosis.

2.- Psicología: Atiende diversas problemáticas relacionadas no sólo a la transición, sino a los aspectos relacionados a la vida social del o la paciente. Estos pueden ir desde la disforia de género, hasta aquéllos derivados de la discriminación como la depresión, la ansiedad y la prevención del Suicidio, así como todos aquellos relacionados con la disminución en la calidad de vida de la persona.

3.- Ginecología: Esta disciplina se encarga de atender a hombres transgénero o transexuales, ya sea que éstos se hayan realizado alguna intervención de Afirmación de Género o no. Abarca campos como la salud del tejido mamario, salud pélvica, salud sexual y reproductiva. Aunque algunos hombres trans se hayan realizado la cirugía de pecho, aún tienen tejido mamario (al igual que todas las personas) por lo que podrían desarrollar cáncer de mama. En algunos de estos casos, si no es posible hacerle una mamografía, podría hacerse una resonancia magnética o una ecografía. De igual manera, si el paciente tiene útero y ovarios, puede embarazarse si tiene sexo vaginal con una persona que puede producir esperma. Esto es así incluso si está en terapia con testosterona, por lo que es importante usar algún método anticonceptivo si no se desea tener hijos. En caso de que el paciente desee tener hijos, debe darse seguimiento al embarazo.

4.- Urología: Además de atender y prevenir las patologías concernientes a las personas con pene, también debe monitorizar las posibles complicaciones derivadas de las cirugías de reasignación de sexo como la vaginoplastia o faloplastia. Aunque, en general, las pacientes sometidas a estas operaciones gozan de una buena calidad de vida, pueden existir complicaciones en el patrón miccional y riesgo de la aparición de estrechez del meato uretral.

5.- Cirugía: Es la disciplina más popularmente conocida de la medicina transgénero en tanto que se ocupa de realizar intervenciones quirúrgicas de afirmación de género tales como la penectomía, orquiectomía, clitoroplastia, vaginoplastiafaloplastia, cirugía del pecho, mastectomía, masculinización y feminización de rasgos, etc.

El mercado tras la ideología de género: El “capitalismo rosa

El campo de gestación de la ideología de género dio un vuelco en las praxis y reconfiguraciones sociales, culturales, estatales, comunitarias, de la política y de la economía durante el s. XX; el objetivo a alcanzar siempre ha sido el de la integración social, civil, política y económica a lo largo y ancho de Occidente, con el fin de reconocerse en y desde las instituciones que hacen a una nación mediante instancias legales, legítimas, hacia los objetivos de la inclusión y equidad. Sin embargo, desde la perspectiva de la ingeniería social y de su arquitectura, a lo largo del s. XX se planificó (pensando en el punto de vista imperialista anglosajón) un mercado fuerte y creciente, con segmentos poblacionales pensados para “gastar dinero”. Estos segmentos poblacionales fueron, mayormente, las comunidades LGTBIQBN+.

Argumentan en este sentido Pablo Castaño y Félix Hernández (en su artículo “El colectivo LGTBI (sic) y el mercado: entre emancipación y dependencia” (2019)2): “No es nueva la crítica al protagonismo de las empresas privadas en el Orgullo y, más en general, de la mercantilización de las identidades LGTBI y el llamado “capitalismo rosa”. Asimismo, (existe) la crítica anticapitalista a la mercantilización de lo LGTBI –que incluye tanto la parasitación del Orgullo por empresas privadas como la expansión de un mercado directamente orientado a las personas LGTBI+–que suele pasar por alto la contradictoria relación que existe entre dicho mercado y la construcción histórica de la comunidad y las identidades LGTBI”.

Continúan argumentando que “a lo largo del siglo XX, el mercado rosa ha sido para muchas personas LGTBI, un espacio de identificación con una comunidad, así como un medio de visibilización ante otros sectores de la población, y que dentro de este mercado, los bares han tenido y siguen teniendo un papel fundamental como espacio de socialización para el colectivo. Fueron los llamados bares “de ambiente”, uno de los primeros y pocos espacios para hacer vida en común, espacios seguros en los que, principalmente hombres gays pero también lesbianas, bisexuales y trans, podían establecer relaciones sociales y crear una comunidad en la que expresarse con relativa libertad”. Agregan los autores que, además, “en algunos de estos lugares se experimentaba con el género y la sexualidad en formas que más tarde adquirieron legitimidad académica y política a través de la teoría queer”.3

¿Qué implica el término queer4? ¿A qué hace referencia? De acuerdo con el portal www.argentina.gob.ar (2017) a “todas aquellas personas que sienten, viven y se identifican no por su género o su orientación sexual. Como movimiento teórico y político, promueve el ver y el relacionarse como personas y no sólo bajo las categorías de varón, mujer, heterosexual, homosexual, transgénero y bisexual, entre otras, que de alguna manera limitan la expresión de la diversidad sexual”.  Y agrega: “(…) palabras como intergénero, agénero, bigénero, género fluido y pansexualidad, (por mencionar algunas), identifican a las personas queer, pero más allá de estas categorías simplemente se reconocen como personas”.

A esto agregamos que, el Gobierno Nacional, en 2021 , a través del Decreto 476/21 puso en vigencia la Ley de Identidad de Género y adecuó el sistema de registro e identificación nacional en la órbita del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) a la Ley 26.743 de Identidad de Género, que reconoce el derecho a la identidad de género como una vivencia interna y subjetiva que no depende ni de las características biológicas, ni de las categorías impuestas de varón y mujer5, además de que incorporó la posibilidad de optar por la nomenclatura “X” en el Documento Nacional de Identidad (DNI) y el Pasaporte Argentino para reconocer identidades de género por fuera del binomio masculino/femenino6.

Nuevos mercados, ampliación del espectro económico-financiero

Acá tomaremos como referencia a la tesista Luciana Barragán, quien elaboró su tesis para la Universidad Nacional del Sur -Departamento de Geografía y Turismo-, y cuya directora fue la Mg. Cecilia Rodríguez, (Bahía Blanca, 2017), bajo el título: “El turismo LGBT (sic) 7como segmento de mercado emergente en Argentina”.

Luciana Barragán comienza su tesina mencionando a Donaire (1998), quien afirma que “el modelo turístico actual se caracteriza por la sustitución de los productos turísticos masivos, dirigidos a colectivos no diferenciados, por productos específicos que intentan satisfacer las necesidades individuales de segmentos concretos de la población”. Y continúa: “(…) los últimos años han sido desarrolladas una serie de políticas de inclusión e igualdad social en Argentina, entre las que se encuentran la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género, que han permitido un incipiente crecimiento de la oferta turística orientada al segmento Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) (sic), (agrego: LGTBIQBN+)“.

Lo que Luciana Barragán pone de manifiesto es el conocimiento del alcance de las políticas de inclusión para el segmento LGTBIQBN+ en Argentina.

En el capítulo 2, argumenta que “ha surgido una oferta de servicios dirigida al colectivo LGTBIQBN+ en aquellos lugares de amplia aceptación social de la diversidad sexual (concepto considerado por la referente trans Erika Noely Moreno (2024) como el de “libertad sexual” y “de género”) y “el turismo ha fomentado el creciente y continuo reconocimiento de la comunidad LGBT y ha favorecido la reducción de la homofobia, cooperado en la afirmación de la igualdad de derechos y la no discriminación”. Por lo tanto, su rol es clave, en términos de la Organización Mundial del Turismo (1999), ya que el turismo se instituye como medio para asegurar el respeto entre hombres y mujeres, así como la promoción de los derechos humanos, en especial aquellos de grupos minoritarios específicos.

Finaliza estos conceptos así: “el surgimiento de las familias homoparentales, su mayor visibilidad y protagonismo en la sociedad, fruto de los cambios culturales y la actualización de las leyes en muchos países de Occidente, ha comenzado a diversificar las demandas del segmento, que ahora exigen una mayor oferta de viajes en familia, como así también más opciones para bodas y lunas de miel”. Y agrega: “en este sentido, Pablo De Luca afirma que: “gays y lesbianas latinoamericanos, de entre 30 y 40 años, gastan entre tres y cuatro veces más que los heterosexuales en turismo (…). Si son europeos, se multiplica hasta siete veces más. Por eso somos clientes más atractivos.”” (Pablo de Luca, 2015).

CONCLUSIONES:

En el presente artículo he desarrollado un paneo sobre los puntos claros y los oscuros de los derechos y disonancias en relación con la comunidad LGTBIQBN+. Sin embargo (y que es de fundamental importancia), el relativo a las infancias como sujetos de derecho, con el derecho que les asiste a vivir desde el punto de vista de la la equidad y la inclusión.

Existen, en gran medida, ansiedades parentales y/o proyecciones sobre sus criaturas; la necesidad de no aceptar que (los/las) les niñes tienen el tiempo a su favor para formarse socioafectivamente, culturalmente, biológicamente. Cuando sus padres o tutores “interpretan” “normalizando” (entendiendo el término desde un punto de vista de una bajada interpretativa y que etiqueta, condiciona y limita al infante y su libre desarrollo; es decir, la “normalización” está sujeta a connotaciones autoritarias) cualquier tipo de fantasía infantil, traducida en comportamientos infantiles (y cuyo origen puede inclusive ser un cómic, o un dibujito animado) estamos hablando del cercenamiento de los derechos del niñ (e) y de las adolescencias. Como persona con todos los derechos que le asisten se le debe permitir vivir, crecer y desarrollarse en un ambiente de aceptación, y no de imposición de un(e) género del cual ni siquiera puede ostentar ningún tipo de real conocimiento. Es el adulto el que necesita compulsivamente calmar su ansiedad y encontrar definiciones que, probablemente, él no tenga claras en relación consigo, en relación con su vida.

Por otra parte, el concepto de “género” construido social, cultural y políticamente también se asienta sobre una historia biopsicológica, sobre una narración vital. No existe un sujeto social que no responda a un entorno y a una historia de vida. La reivindicación política de la ideología de género surge desde los márgenes hasta ocupar una centralidad conceptual y práctica; hablar hoy de la comunidad LGTBIQBN+ es hablar de grandes segmentos sociales que, en el abordaje de esta problemática, erigen los objetivos de la integración civil, política y económica y ganan terreno dentro de la arquitectura social. Mientras tanto, podemos afirmar que la estructuración de las clases dominantes conservadoras se ve intersectada hoy por una cosmovisión más liberal, en donde la legalidad de las diversidades como constitutivas de la agenda en las políticas de Estado se traducen en la posibilidad de vivir dignamente, y de que las políticas de inclusión den como resultado la equidad en cuanto a los derechos constitucionales en Argentina asegurando, como con cada habitante de nuestro suelo, las posibilidades de vivir y de desarrollarse y de circular libremente por nuestro territorio nacional.

https://laopinionsl.com.ar/2020/08/18/infancias-nombradas-y-libres/

La Era Milei:

No podemos pasar por alto la destrucción formal de nuestro país en manos de este agente resentido, apátrida y entreguista. En esta era no sólo han perdido acceso a los derechos adquiridos las comunidades LGTBIQBN+, sino la casta social, nacional, federal y popular. La casta que hace al pueblo argentino cada vez más empobrecido.

Nunca como hoy se ha visto que un mentiroso y sociópata sostuviese con palabras que son puro humo el desfalco y desguace de nuestra economía nacional, de la educación y salud públicas, de nuestros organismos estatales, nuestras PYME, nuestras ONG, e inclusive, nuestro sistema asentado sobre el funcionamiento de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que hacen al a la estructuración democrática de nuestra nación, y que está expresado de forma explícita en nuestra Constitución Nacional.

¡ARGENTINA: NOS PONEMOS DE PIÉ!

  1. *https://www.topdoctors.com.co/diccionario-medico/medicina-transgenero Topdoctors COLOMBIA ↩︎ ↩︎
  2. https://ctxt.es/es/20190626/Firmas/26917/Pablo-Castano-Felix-Hernandez-capitalismo-rosa-hombre-blanco-clase-media-mercantilizacion-emancipacion-dependencia.htm / “El colectivo LGTBI y el mercado: entre emancipación y dependencia” (Junio 2019- nº 227)). ↩︎
  3. Ibidem ↩︎
  4. https://www.argentina.gob.ar/noticias/queer-rompiendo-las-categorias/ ↩︎
  5. https://www.argentina.gob.ar/noticias/abrio-la-inscripcion-para-el-curso-virtual-sobre-la-ley-de-identidad-de-genero-y-el-decreto#:~:text=A%20trav%C3%A9s%20del%20Decreto%20476,no%20depende%20ni%20de%20las ↩︎
  6. https://www.argentina.gob.ar/noticias/dni-no-binario-en-dos-anos-mas-de-mil-personas-modificaron-la-nomenclatura#:~:text=El%2021%20de%20julio%20de,fuera%20del%20binomio%20masculino%2Ffemenino. ↩︎
  7. La tesina menciona las siglas LGTB, ya que al momento en que la escribió la Lic. Barragán el alcance no se había extendido a la inclusión que contienen las siglas LGTBIQBN+. A lo largo de su mención, agrego esas siglas faltantes, ya que la orientación de su investigación las incluiría. ↩︎
Please follow and like us:
0
fb-share-icon20
Tweet 20
Pin Share20
Argentina en Red

Dejá un comentario

Desarrollo Web Efemosse